Interesting

Toraja, la región de Indonesia en la que los vivos conviven con los muertos

Una tarde, poco antes de las siete, Elisabeth Rante corre una cortina del pasillo e ingresa a la habitación principal de su casa junto a una periodista. “Papa… Papa”, susurra. “Tenemos visitas”. Unos pasos más atrás, uno de los hijos de la pareja llega con una plato de arroz y otro de pescado con chiles. Es la comida para Papa. “Despierta, Papa, es hora de la cena”, le dice Elisabeth. “Ella te va a sacar una foto”, le avisa, señalando a la periodista del National Geographic que los acompaña.La escena podría ser similar a la de cualquier pueblo rural del planeta, de no ser por una excepción: Petrus, el esposo de Elisabeth, lleva varias semanas de fallecido. Pero está allí, recostado sobre una cama y cubierto por una sábana a cuadros, como si estuviese durmiendo.SOURCE:DIFUNDIR